01
Ago

Pellet con certificación ENplus A1

En Biogramasa queremos diferenciar los distintos tipos de pellets.

Sistema de Certificación de la Calidad

El pellet de madera es un combustible renovable aserrado, producido principalmente a partir de la tala de pinos. El pellet de madera se utiliza como combustible tanto para sistemas de calefacción, residencias, edificios, así como para la ganadería y la agricultura. Es un combustible que puede deteriorarse durante su manipulación. Por tanto, la gestión de calidad debe cubrir toda la cadena de manipulación, desde la selección de la materia prima hasta la entrega definitiva al usuario final.

El sistema de certificación de la calidad ENplus se basa en el estandar internacional ISO 17225-2 la cual se refiere a los pellets de madera.

En ella se dividen a los pellets de madera para usos no industriales en tres calidades: La clase A1 representa pellets de madera de pino 100% y madera sin tratar químicamente, con bajos contenidos en cenizas, nitrógeno y cloro. Los combustibles con un contenido ligeramente más alto en cenizas, nitrógeno y/o cloro estarán dentro de la clase A2. En la clase B se permite utilizar también madera reciclada y residuos industriales aunque en ambos orígenes no se acepta maderas que hayan sido tratadas químicamente y de hecho hay valores máximos muy estrictos para los metales pesados.

ENplus fue diseñado originalmente en 2010 por el Deutsches Pelletinstitut GmbH (DEPI), como un plan de certificación de la calidad para pellets de madera en el mercado de la calefacción. El objetivo era conseguir un suministro con una calidad consistente del producto. Los principales grupos objetivo son los productores de pellets de madera y los comercializadores con entregas a usuarios finales.  Los derechos de la marca ENplus los posee el European Pellet Council (EPC) y en algunos países cede los derechos a la asociación sectorial nacional (Avebiom en el caso de España).

a1